Estrías. Lo que debes saber para prevenirlas y eliminarlas.

Son consecuencia de un estiramiento excesivo de la piel causado por una obesidad, embarazo, cambios rápidos en el crecimiento (fase de la adolescencia) o, simplemente, consecuencia de alteraciones en el peso (subidas y bajadas en poco tiempo).

No tienen nada que ver con la salud, ni ninguna consecuencia para esta. Son simplemente estéticas.

Dependiendo de la zona donde aparezcan o de la gravedad de esta, pueden desaparecer por si solas, aunque esto, no es muy común.

Para tratarlas, tanto en casa como en un centro con profesionales, es mejor hacerlo cuando aparecen, cuando tienen un tono rojizo o rosado y aun tienen riego sanguíneo. Una vez están blancas, han pasado a ser cicatrices y solo podemos eliminarlas con aparatos profesionales.

Son más propensas en mujeres, por las alteraciones hormonales que pueden llevar a sufrir alteraciones en el peso. Los hombres, sobretodo en casos de sobrepeso/obesidad pueden sufrirlas por igual.

Aunque no se ha podido demostrar al 100%, hay estudios los cuales creen que también cuentan con predisposición genética. Es decir, eres más propenso a tener estrías, si tienes antecedentes familiares que las tienen.

Lo más importante para prevenir las estrías, es tener la piel hidratada y rica en colágeno. La falta de estos, es lo que provoca que las padezcamos con las alteraciones antes mencionadas. Por ello, cuida tu piel, sobretodo las zonas donde es más propensa su aparición (muslos, caderas…) y en los momentos donde hay riesgo de sufrirlas (momentos en los que hay subidas de peso o embarazo)

Como hemos dicho anteriormente, las estrías jóvenes, podemos conseguir eliminarlas o reducir su tamaño. Para ello, hidrata y nutre la zona donde aparezcan con productos para ese fin. Aplica los productos dando un masaje, el cual ayuda al riego sanguíneo y hace que sea más efectivo o ve a un centro especializado.

  1. Avatar
  2. Avatar
  3. Avatar
  4. Avatar
  5. Avatar

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta