woman having facial care
Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com
AliExpress WW
  • Técnica de frotación: Se utiliza para activar la circulación sanguínea y estimular la acción cardíaca y respiratoria. Consiste en envolver la zona del cuerpo a tratar con una tela o toalla húmeda y frotar con la mano hasta calentar la zona.
  • Lavados: consiste en lavar la zona corporal que nos interesa con una toalla pequeña, esponja o guante. Con ello, activamos la circulación en la zona y con esto, activamos la función de los órganos de dicha zona. Por ejemplo, los lavados superiores se utilizan comúnmente para afecciones bronquiales y los inferior para la circulación de las piernas. De forma integral (cuerpo entero) aumentamos la resistencia general del organismo.
  • Envolturas: pueden ser frías o calientes. Las frías actúan desencadenando una hiperemia secundaria con su consiguiente producción calórica que se acumula hasta el extremo de producir sudoración. Para hacerlo, solo hay que envolver la zona con una tela/sabana seca y una zona más amplia con una sábana/tela húmeda. Está indicado para dolores inflamatorios, espasmos abdominales, cefaleas, migrañas… Etc. En caliente la técnica es la misma pero usando agua caliente.
  • Fangos y parafangos: Son los mejores sustos del agua para mantener el calor de una mejor forma. Al ser envolturas de fangos, parafangos o barros, se adaptan totalmente a la forma del cuerpo, además de durar mucho más la temperatura.
  • Duchas: Tienen diferentes beneficios y forma de aplicación dependiendo del tipo de ducha.
    • De kneipp: son frías, sin presión y con caudal abundante.
    • Escocesa: tienen presión y cambios de temperatura.
    • Filiforme: con presión, poco caudal y multitud de chorros.
    • De Vichy: es la ducha Filiforme combinada con un masaje.
    • Tridimensionales: son con presión y cambios de temperatura, además de recibir los chorros desde diferentes puntos.
    • Subacuática: a presión, con abundante caudal y cambios de temperatura bajo el agua.
  • Masaje subacuático: consiste en la aplicación de presiones altas que bajo el agua se dirigen contra la región a tratar mediante chorros. Trabaja sobre la musculatura y provoca una relajación completa mental y física.
  • Baños de vapor: es una habitación que produce vapor a una temperatura de unos 50-60°C . Para tener un efecto completo, después hay que darse una ducha de agua fría.