Los balnearios, spas o centros de talasoterapia, poseen un fin terapéutico, pero esto no es exclusivo. Todas estas técnicas o terapias, además, incluyen beneficios preventivos y, también, para mejorar la imagen personal. Algo que se conoce comúnmente como «centros de salud y bienestar» donde engloban todo ello con fines preventivos, curativos y estéticos.

woman doing facial mask
Photo by John Tekeridis on Pexels.com

Técnicas comunes

  • Bañeras de burbujas (aeromasaje): existen diferentes modelos, pero todas ellas, con la misma técnica. Expulsar aire, convirtiéndose en cuentas de burbujas que se elevan. Tienen unos beneficios impresionantes en la circulación superficial. Celulitis, edemas o alteraciones en la circulación, como piernas cansadas, son las patologías que más cambio notarán tras este tratamiento.
    • Las burbujas pequeñas ejercen un leve masaje que provoca un estímulo circulatorio. Tienen acción trófica y sedante, algo que se indica en síntomas como piernas cansadas o, en post operatorios.
    • Las burbujas grandes se adhieren a la piel provocando un suave succión. Esto provoca una sensación excitante, algo que comúnmente se conoce como escalofrio. Esto ejerce un estímulo circulatorio sobre la piel, músculo y tejido, estimulando intensamente la circulación y ejerciendo una acción tonificante.
  • Bañeras de hidromasaje: está proyecta el agua a presión, con regulaciones variables. Algunos modelos, disponen de programas que permiten dirigir la zona del masaje, obteniendo beneficios en una zona concreta. También se puede regular temperatura, presión y el tiempo.
    • Sus principales efectos son la mejora de la circulación y una intensa relajación. Por lo que obtenemos beneficios principalmente para el estrés, migrañas o insomnio.
    • Sus principales usos estéticos son en tratamientos para celulitis o edemas.
  • Baños con aditivos: algo muy común en balnearios, spas o centros de talasoterapia, es complementar cualquier tratamiento con un producto o complemento que refuerce y aumente sus beneficios. Gases, ultrasonidos, sales minerales, extractos de plantas, aceites esenciales, algas o lácteos, son algunos de estos complementos que podemos utilizar.
  • Complementos más comunes y beneficios
    • Oxigeno: para relajar y sedar. Se usa como anti-estrés, para la celulitis y contracturas.
    • Baño de ozono: activan la circulación, son antiinflamatorios, microbicidas (para el acné), relajantes y sedantes. Se usan en tratamientos concretos o post operatorio.
    • Baños galvánicos: estimulan la circulación, tienen efecto trófico, antiinflamatorios y anti edemas. Se usan en casos de obesidad, celulitis o alteraciones que causan dolor.
    • Ultrasonidos: favorecen la penatrcuon de sustancias. Se usan para la flacidez de la piel y mejorar el tono muscular.
    • Baños salinos: son tonificantes, analgésicos, antiinflamatorios y estimulantes. Se usan para cicatrizar, alteraciones descamativas o inflamaciones.
    • Baños de espuma: son sedantes. Se usan para el estrés.
    • Baños con extractos de plantas, aceites esenciales o algas: sus beneficios dependen del tipo de planta, aceite o alga usada.
    • Baños de leche: son hidratantes y emolientes. Se usan para pieles secas y desvitalozadas.