Rutina facial de día

Para el cuidado facial es importante tener en cuenta la elección de los productos, la cantidad y, por encima de eso, el orden en el que los usamos. Por ello, debemos ser conscientes de la importancia de uso, cuando debemos aplicar un producto antes que otro, qué producto es mejor para nuestra piel y con qué frecuencia debemos usarlo.

  • Empezamos por el limpiador. Debemos elegir uno acorde a nuestro tipo de piel y necesidades. Eliminamos las bacterias, suciedad y restos de sebo que se acumulan durante la noche.
  • Tónico. Uno de los pasos más necesarios y que menos se suelen tener en cuenta. Es el encargado de calmar la piel, hidratarla, refrescarla y prepararla para el resto de productos y el resto del día.
  • Contorno de ojos. Paso fundamental a partir de los 25 años de edad, sobretodo en casos de piel seca o deshidratada. Evitamos el envejecimiento, además de lineas de expresión.
  • Hidratante. Encargado de mantener nuestra piel hidratada y preparada para el resto del día.
  • Protector. Debemos usarlo siempre y en cualquier época del año. Protege la piel, evitando envejecimiento prematuro, aparición de manchas y problemas futuros por la exposición de nuestra piel a los rayos ultravioleta.

 

Deja una respuesta