cosmetic brown glass bottles on wooden tray
Photo by Alesia Kozik on Pexels.com

¿Que por qué es el paso más importante? Sin la exfoliación, la regeneración celular es muy baja, muy lenta e, incluso, en alguna piel, nula. La exfoliación es la causante de esa regeneración de la piel y, por lo tanto, de la limpieza y renovación de esta. Sin ella, ningun otro paso tiene sentido ni fin. Es decir, si la piel no se regenera o renueva, hidratar o tonificar con un producto estrella, no tiene más importancia que con otro cualquiera. Esto se debe a que su efecto no tendrá el mismo beneficio que si lo aplicas en una piel limpia y renovada.

Las células de la piel envejecen y mueren. Esto es algo que ya todos deberíamos saber y, si no lo sabías, no te alarme. Esto no sólo no es malo, sino que es lo mejor que te puede pasar. Dependiendo de tu tipo de piel, estilo de vida y factores externos, este paso puede acelerarse, realentizarse, necesitar una exfoliación más seguida o una exfoliación mucho más suave. Si no exfoliamos, estas células muertas, quedan en nuestra epidermis. Por ello, la piel se verá muy envejecida y los productos que apliques no tendrán efecto. Los estás aplicando sobre piel muerta…

¡Ojo! Y esto es muy importante. Que todo lo anterior no te haga entender que necesitas exfoliar tu piel muy seguido. Si tu piel se renovara con tanta rapidez como para que necesites exfoliar a diario, tendrias el mismísimo rostro de un reptil, cubierto de escamas. Y no es así, no?

Nuestra piel se renueva, más o menos, cada 28-35 días. Por ellos, lo ideal es exfoliar 1 vez a la semana, 2 como mucho las pieles grasas. Y siempre, siempre, siempre, con exfoliantes NO agresivos.

Aquí tenéis algunos de los mejores exfoliantes para cada piel.

Exfoliante facial revitalizante para exfoliar suavemente la piel y dejar el rostro más liso e hidratado. Formulado con grosellas negras trituradas. Contiene té verde, aceite de semilla de uva y aceite de semilla negra. Protege e hidrata la piel.

Contiene enzimas de fruta naturales para exfoliar y purificar la piel cansada. Textura ligera en crema. Contiene vitamina E y algas marinas.

Formulado con una combinación de AHA al 30% de ácidos lácticos, glicólicos y frutales que aportan una nueva textura, estimulan el colágeno y combaten la hiperpigmentación, dando como resultado un cutis radiante y uniforme. El 1,5% de ácido salicílico BHA penetra en la piel para exfoliar y limpiar los poros, lo que reduce los puntos negros, las imperfecciones y las rojeces.

Exfoliante químico que purifica en profundidad. El ácido salicílico ayuda a limpiar en profundidad y purifica los poros. Contiene flor de loto y roca volcánica así como vitamina E para no raspar la piel.

Exfolia, revitaliza y reestructura la piel. Fórmula potente con un 6% de ácido glicólico. Para eliminar las células muertas de la piel y combatir los puntos negros. Enriquecido con aloe vera calmante e hidratante. Deja una piel radiante, más fresca y brillante.

Limpiador exfoliante multifunción para revitalizar la piel cansada. Con gránulos suaves que suavizan y definen. Para un acabado fresco y radiante. Fórmula enriquecida con ginseng y granos de café. Con un ligero aroma a uva, limón y menta.

Purifica intensamente la piel, reduce el exceso de sebo y desobstruye los poros. Ayuda a reducir progresivamente y a largo plazo las imperfecciones persistentes, incluidas las marcas de textura e hiperpigmentación, y a prevenir su reaparición.

Este gel limpiador multi-beneficios contiene micro-partículas para limpiar y retexturizar la piel de manera suave sin alterar su equilibrio. Las partículas eliminan las células muertas que se acumulan en la capa superficial de la piel. Deja la piel revitalizada y limpia, con un aspecto saludable. Es refrescante y muy agradable de utilizar. Su fórmula protege la piel contra los radicales libres y deja la piel hidratada y reequilibrada.